lunes, 5 de mayo de 2008

El Director Comercial (y 3?)


No sé si será el final...a estas alturas no me atrevo a hacer pronósticos.
Hoy he recibido la segunda entrega.
Garrafa de 25 litros de desencofrante
Garrafa de 25 litros de desengrasante industrial
Están en el almacén de la oficina.
No sé qué hacer con ello.


8 comentarios:

Beatriz dijo...

Esto es una historia para no dormir, verda? No es real, verdad?

carlinhos dijo...

Es totalmente real, Beatriz.
El mundo de la construcción en particular también puede ser, cómo mínimo, inquietante...
Y mi vestidor puede dar fe de ello. Hoy entre mi ropa resalta una camiseta de fútbol color azul celeste que me recuerda, cada día, la labor de los Directores Comerciales...

jorge a. dijo...

Llegó el paquetito? A mi me haría mucha ilusión jajajajaja!

Como que no sabes que hacer? Entonces por qué te contactaron?

Pobre chico!!!

carlinhos dijo...

Jorge, es lo mismo que me pregunto yo, una y otra vez...

Emili Manrique dijo...

menos mal que no le diste la dirección de casa!

jorge a. dijo...

Puedes darle mi dirección? Una camiseta y unos cuantos litros de detergente para limpiar no vienen mal en estos tiempos de crisis inmobiliaria, alimenticia y de paro jaaaaaaaaaaaajajajaja.

Dieguito dijo...

Buenísima la historia del director comercial. ¿qué harás cuando te vuelva a llamar para hacer negocios contigo? Te imagino poniendo las mejores excusas aún no inventadas para no ir con ese tipo a comer al Museo del Jamón. Gracias por las risas que me he echado con la transcripción de la conversación telefónica.
Diego.
PD: ¿cuántas camisetas te regaló al final???

carlinhos dijo...

Una camiseta, al final fue una. Y sí que pienso ir al Museo del Jamón a comer con él. Yo como observador de la vida y eventual transcriptor de conversaciones no puedo dejar pasar la oportunidad de un nuevo encuentro que compartir con vosotros....

site meter