miércoles, 24 de febrero de 2010

gimnasio. día 1

Saludo en recepción.
Sonrisa.
Timorata.
No quiero que nadie note que soy nuevo.
Doy una vuelta entera a todo el gimnasio. Paso por las instalaciones de aparatos, por una salita de espera muy zen donde una chica espera a alguien mientras ojea un 20minutos, paso también por delante de un vidrio tras el cual unas veinte personas se agachan de forma muy ordenada con unas pesas agarradas firmemente sobre la nuca -una pierna delante la otra detrás, bien flexionadas, así chicos, así, muy bien-, paso por otra vidriera tras la cual y a oscuras -imagino para que las mentes vuelen e imaginen paisajes de ensueño- unas 100 personas pedalean como bestias a ritmo de...qué puede ser? reggaeton?.
Seguro que la gente que me ha visto entrar, en la zona de aeróbicos (palabra a la que voy a acostumbrarme mucho) y que ahora me vuelve a ver pasar ha notado que soy nuevo.
Primer error.
¿Pero dónde está el vestuario?
Lo han notado fijo.
Pero vamos, sin duda...
Ah, vale, al fondo.
Entro en vestuario.
Tengo conmigo el candado que me dijeron que comprara. Busco taquilla libre.
Me cambio de ropa.
Me miro y miro al resto de gente. Sé que me miran. Observo los torsos trabajados y me convenzo que el mío quedará igual.
Pero ahora no es así. Y sé que me miran.
Salgo resuelto en busca de un monitor y le confieso que soy nuevo. Mejor ser sincero.
Me recomienda que comience, por ser el primer día, con los aeróbicos -ya sabes, cinta, bicicleta...sabes cómo van los aparatos no?-
No.
Me enseña.
Comienzo a pedalear.
A mi lado otro tipo pedalea.
Vamos al mismo ritmo.
Me animo.
Miro su grado de dificultad. 10.
Miro el mío. 2.
Me desanimo.
Cada segundo que pasa me desanimo más.
No aguanto. No aguantaré.
Lo notarán.
Sufro.
Lo dejo en 10 minutos en lugar de 15.
Paso a la cinta.
Comienzo caminando. 6 km/h.
Subo hasta 8 km/h.
Trote ligero.
Delante de mí se pone el mismo tipo de la bicicleta grado de dificultad 10 (subió hasta 14 el tipo!!!).
Decido seguir su ritmo. Miro de reojillo su velocidad. 7,5 km/h.
Cagao...
20 minutos de cinta.
Me animo.
Vuelvo a la bicicleta.
Decido montarme en la misma del tipo del grado de dificultad 10 que subió hasta 14.
Empiezo a pedalear.
Me animo.
Me animo mucho.
Pero mucho eh!
O la bici del principio o ésta tienen trampa.
Hago 15 minutos en grado 10.
Tranquilamente.
Me he perdido la primera parte del Barça.
Salgo.
Saludo en recepción.
Sonrisa.
Resuelta.

1 comentario:

Cristina dijo...

Vamos nino!!! que tu puedes... quiero ver esa tableta de xocolat!!!!

muaks

site meter